Dieta para la Anemia, los mejores alimentos para ganarle a la anemia

Como la anemia es una enfermedad más normal de lo que todos pueden llegar a creer, nos parece importante poder dedicar nuestro post del día de hoy a ella, y a la dieta que debemos hacer para poder tratar esta condición. Lo primero que debemos saber es que hablamos de Anemia cuando hay un déficit en el organismo de hierro. Éste es un mineral esencial para que nuestro organismo pueda funcionar bien, lo que significa que si carencia o baja es sinónimo de severos problemas de salud. De todas maneras, esta es una condición que se puede combatir, y lo más importante es que podemos hacerlo haciendo cambios en nuestra dieta, eligiendo más alimentos que sean fuente de este mineral, lo cual va a ayudarnos a reducir la anemia, aunque también se podrán elegir complejos vitamínicos para suplir la falta. Esto en términos generales, pero para buscar más información sobre la dieta de la anemia, qué comer y qué no, cómo hacerlo y otros datos más te invitamos a que continues viendo nuestro post del día de hoy.

La Anemia y la Importancia del Hierro

Deberíamos comenzar aportando algunos datos e información sobre la Anemia para poder tener mayor comprensión sobre el tema. Ésta es una enfermedad caracterizada por la baja en los glóbulos rojos de hemoglobina.

Ésta es una condición que puede aparecer por una pérdida de sangre, por la disminución de la producción de glóbulos rojos o bien porque se destruyen estos, y su nivel de incidencia es muy alto, debido a afecta a más de un millón y medio de personas en el mundo de acuerdo a lo manifestado por la Organización Mundial de la Salud, lo que equivale a decir que es casi el 25 por ciento de la población. Si bien estamos hablando de una enfermedad que puede sufrir cualquier persona, es más común en los niños que se encuentran en edad escolar, sobre todo la anemia cuya causa es el déficit del hierro, a la cual conocemos como anemia ferropénica. Esto se debe a que los pequeños que se encuentran en la etapa de desarrollo y crecimiento tienen necesidades más altas de este mineral en comparación con los adultos. Y por este mismo motivo, las mujeres embarazadas también necesitan más de este mineral.

LEER  Qué comer si tengo colesterol ....y que no comer!

Que se trate de una enfermedad muy frecuente, no significa que sea anodina, ya que la carencia de hierro en el organismo afecta a todos los órganos.
Esto se debe a que el hierro cumple muchas funciones en el organismo, a saber:

  • Asiste en el proceso de respiración, ya que colabora en el transporte de oxígeno hacia los tejidos, lo que colabora para que la circulación de la sangre sea a un ritmo adecuado.
  • Activa al grupo de vitaminas B
  • Es un estimulante de las defensas y de la inmunidad
  • Aumenta la resistencia física, debido a que una de sus funciones destacadas tiene que ver con el proceso de oxidación de la glucosa para transformarla en energía.
  • Es esencial para los huesos, las células rojas, los músculos y la formación de proteínas.

No podemos dejar de mencionar que una de las principales razones por las que las personas tienen anemia, tiene que ver con la falta de este mineral en el organismo. Y por esto mismo es que una de las soluciones principales para este problema tiene que ver con aumentar la incorporación de hierro, sobre todo eligiendo más alimentos que sean fuente de este mineral.
Por eso a continuación queremos compartir con ustedes cómo es la dieta de la anemia, que como ya dijimos, su principal secreto tiene que ver con aumentar el consumo de hierro.

Dieta para la Anemia 

En términos generales la dieta para la anemia de lo que se trata es de llevar adelante una dieta saludable y equilibrada, priorizando el consumo de alimentos que sean ricos en este mineral

LEER  Dieta para Diabéticos: Claves para una Alimentación Sana

Pero hay algo que se debe saber, existen dos tipos de hierro que podemos incorporar a través de nuestra dieta. Por un lado tenemos el hierro de origen animal, el llamado Hemo y por otro el hierro de origen vegetal, llamado No Hemo. Es el primero, el hierro de origen animal el que mejor abrsorbe el organismo y es el que encontramos en la carne roja, el hígado, el pescado como la sardina, en los mejillones, almejas y otros crustáceos, en el pavo, en el conejo y en la yema de huevo.

Respecto a alimentos con hierro de origen vegetal, se tratan de las verduras de hojas verde -espinacas, acelgas, perejil-, las legumbres y los frutos secos -como las semillas de girasol o pistachos- . En cuanto a la absorción de este tipo de hierro, es menor respecto al anterior, debido a que hay sustancias presentes en estos vegetales que obstaculizan la buena absorción, a saber, el ácido oxálico, los taninos y el ácido fitico.

Pero existe un secreto que ayuda a potenciar el hierro de las comidas y en este caso hablamos del rol que la vitamina C tiene en esto esto. A ésta la encontramos en los cítricos como la naranja, el kiwi, el pomelo, la frutilla y la mandarina entre otros, pero también en el perejil, en los morrones y en el tomate. Estos alimentos por ser fuente de aquella vitamina ayudan a absorber el hierro, y es por esto que para aumentar los niveles de este mineral se recomienda combinar alimentos que sean fuente de hierro y vitamina C, como unas lentejas con naranja por ejemplo, ensalada de tomate, morrón y garbanzos.

LEER  Cálculos renales, alimentos a evitar, sintomás y tratamientos

Consejos para hacer la Dieta de la Anemia 

Uno de los primeros consejos para empezar a hacer esta dieta tiene que ver con algunos cambios que debemos hacer respecto a alimentos que probablemente antes consumíamos. En este sentido, se recomienda disminuir el consumo de té, café, vino y vinagre, debido a que éstos tienen taninos y esto dificulta la absorción del hierro. También se sugiere consumir pero sin abusar cereales integrales, pan integral y salvado, a la vez de empezar a disminuir los suplementos de fibra.

Los lácteos, por ser fuente de calcio, también pueden dificultar la absorción de hierro, por eso lo que se aconseja es si bien no evitarlos, tratar de no juntar su consumo con aquellas comidas principales en las que apuntamos a incorporar todo el hierro.

La clave está en realizar una dieta variada, en la cual no puede faltar carnes, verduras de hoja verde, legumbres, frutos secos, almejas y mejillones.
Un tip más en este sentido es empezar a hacer platos en los que combinemos una poción de carne o pescado con un vegetal fuente de hierro. También se sugiere agregar a modo de condimento – lo cual potencia además el hierro en el organismo- un poco de limón exprimido con perejil por ejemplo a los pescados, carnes y verduras.

Para el postre, lo ideal es optar por frutas frescas que sean cítricos y aumentar el consumo de jugos naturales cítricos exprimidos.
Por último, te recomendamos agregar en el desayuno algunos cereales para estimular el consumo de alimentos que sean ricos en este mineral.

Como verás tratar la anemia es posible, sobre todo porque de lo que se trata es de llevar una dieta más saludable, en la que podamos elegir mejores los alimentos.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *